La Pura Neta
Image default
Actualización de las Noticias Noticias Uncategorized

¿Apoyará la demócrata Katie Porter el “Impuesto para niños pequeños” de Biden?

La Representante demócrata Porter aún no ha respaldado públicamente este proyecto de ley dirigido a beneficiar a la infancia. Sugiere que es necesaria la intervención del gobierno.

La Representante demócrata, Katie Porter, aún no ha comentado con puntualidad el tema de los apoyos para el cuidado infantil incluido en la agenda “Reconstruyamos mejor” (Build Back Better), avalada por el presidente Joe Biden. En periodos anteriores, Porter brindó su apoyo a la idea de que el Congreso sí financie el cuidado de los niños.

“El objetivo de un ‘Crédito Tributario para los Hijos’ es ayudar a los niños”, escribió Porter en una publicación de Facebook. Sin embargo, si el Congreso llega a tomar otro tipo de medidas, algunos niños recibirán menos ayuda por el tipo de estado civil de sus padres.

La propuesta de Biden sugiere un aumento de impuestos cercano a los $3 billones de dólares para comenzar el 2022. Sin embargo, este plan económico de Biden podría terminar limitando las opciones de algunos padres de familia y aumentando costos por pagos de impuestos.

En un tuit reciente, Porter compartió su punto de vista sobre el panorama actual del cuidado infantil y dijo: “El Congreso necesita llevar a cabo una inversión significativa y urgente en el cuidado infantil”

La legislación propuesta por Biden contempla este “Impuesto para niños pequeños”. Un estudio sugiere que esta clase de impuesto daría como resultado una mayor regulación del cuidado infantil, pero, por otro lado, aumentaría en gran medida los costos en la recaudación de impuestos debido a la necesidad de más mano de obra por niño. De hecho, el autor de dicho estudio, Casey B. Mulligan, afirma que los precios para algunos estadounidenses podrían subir hasta un 122% debido al Impuesto para niños pequeños.

“Para una familia con un bebé y un niño de cuatro años, el Impuesto para niños pequeños le representaría, en realidad, un gasto anual adicional de hasta $27,000 dólares a menos que pudieran calificar para los subsidios de BBB”, dice el estudio. “En 2022, esa sería la costosa realidad financiera de la mitad de las familias que actualmente son ayudados con el cuidado infantil no parental”.


Mientras tanto, el Proyecto para las Leyes de la Comunidad (People’s Policy Project) señala que el Impuesto para niños pequeños aumentaría los precios en $13,000 dólares para las familias estadounidenses de clase media. Este plan, en última instancia, disolvería la política federal de permitir que los padres elijan su propio programa de cuidado infantil a través de vales. Además, el plan también podría orillar a los padres a tener que retirar a sus hijos de los centros comunitarios que brindan su respaldo de buena fe.

Related posts

Katie Porter vota en contra del gasto para defender a Ucrania

La Pura Neta

La supervisora ​​del condado de Orange, Katrina Foley, quiere que la ciudadanía pague por las nuevas viviendas de los empleados

La Pura Neta

La congresista Young Kim pide la destitución de Ilhan Omar de los comités de la Cámara a consecuencia de sus repetidos comentarios antisemitas

La Pura Neta