La Pura Neta
Image default
Uncategorized

La Organización Antidelitos Cibernéticos contra la Infancia arresta a 141 personas en el operativo “Protege a inocentes”

Red Flags puede alertar a los padres sobre los ciberdepredadores de niñas y niños.

Del 6 al 12 de septiembre, el grupo de trabajo de la Organización Antidelitos Cibernéticos contra la Infancia (ICAC, por las siglas de su nombre en inglés, Internet Crimes Against Children Task Force), ubicado en Los Ángeles, California, llevó a cabo el operativo “Protege a inocentes” con un saldo de 141 arrestos.

El capítulo de la ICAC en California está dirigido por el Departamento de Policía de Los Ángeles, e involucra a más de cinco docenas de agencias para aplicar las leyes en materia de ciberseguridad en cinco condados.

El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, dedicado a monitorear vía Internet los casos de explotación sexual de niñas y niños en todas sus modalidades, envió denuncias cibernéticas para apoyar la labor de la ICAC. En 2019, la ICAC recibió 8 mil 525 ciberreportes sobre distintas modalidades de explotación infantil, según los datos proporcionados por el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Michael Moore. Y para el 12 de septiembre del año en curso, los registros arrojaron una cifra de más de 25 mil reportes de ciberacosos. El 2022 aún no termina y la tendencia de denuncias va a la alza. “Creemos que serán más de 36 mil reportes de actos de ciberexplotación infantil los que acumularemos para este próximo mes de diciembre”, afirmó Moore.

Múltiples órdenes de registro residencial fueron ejecutadas en los condados de Los Ángeles, Orange, San Bernardino, Santa Bárbara y Ventura. Como resultado de estos operativos, fueron arrestadas 110 personas por sospecha de posesión, distribución o fabricación de pornografía; diez, por supuestas violaciones de la libertad condicional; ocho, por supuestas violaciones de la libertad condicional; seis más, por presunto abuso sexual de un niño/cópula oral; tres, por presunta alteración del orden público; dos, por presunto estupro; y dos más, por proxenetismo. El foco principal de las investigaciones fueron los depredadores de infantes.

Con los dispositivos electrónicos y el fácil acceso a la Internet, madres y padres de familia se han acostumbrado a ver como “normal” que sus hijas e hijos utilicen los dispositivos electrónicos. Los depredadores de niñas y niños usan tácticas para atraer su atención y poder vincularse con las y los menores de edad a través de los celulares de los menores.

Con la finalidad de crear una medida de seguridad para las y los infantes que consumen mensajes vía Internet, Netsmartz propuso que sus tutores deben enseñarlos a reconocer las tácticas estratégicas de los ciberacosadores. Un depredador o una depredadora puede tratar de entablar una relación con un niño o una nena a través de cumplidos, felicitaciones, reconocimientos, o de los tan famosos “Me gusta” o “Me encanta” de sus publicaciones en línea. De igual manera, quien se dedica a la ciberexplotación infantil sabe el poder que gana al enviar mensajes de apoyo emocional.

Un depredador puede aparentar ser más joven de lo que en realidad es. O bien, del sexo opuesto al de, por ejemplo, la niña o niño que está frente a alguna pantalla. Ambos pueden comenzar a tener conversaciones sexuales o juegos de roles, enviarse imágenes sexuales explícitas y espontáneas de ellos o de ellas, o pedirle a la niña o al niño que siga con los envíos de este tipo de imágenes. Incluso, ser víctima de la ciberexplotación puede convertirse en una fuente de ingresos para menores porque reciben incentivos económicos a cambio del envío de imágenes explícitas. Si una o un menor de edad recibe a tiempo las explicaciones y los ejemplos claros sobre la ciberexplotación, es mucho más probable que pueda detectar las señales de peligro.

Si los padres son proactivos, pueden capacitarse sobre los juegos, las plataformas y las aplicaciones que sus hijos frecuentan por Internet. Es necesario que a los menores les pongan límites de tiempo para usar un celular y sus aplicaciones, sitios y plataformas. La atención constante y la conversación entre padres e hijos son las mejores protecciones ante los daños que causa la ciberexplotación. “Los padres y cuidadores deben saber que puede haber peligros gravísimos esperando a sus hijos en la Internet”, advirtieron los voceros del Departamento de Policía de Los Ángeles.

Algunas señales de alerta para una madre o un padre sobre la comunicación que ya puede manejar un depredador infantil incluyen que las y los menores pasen más tiempo en línea; que se enojen cuando su dispositivo sea restringido; que tengan comportamientos reservados o que traten de ocultar lo que están haciendo en línea; y que comiencen a recibir regalos de personas que no conocidas.

El capitán de la policía de Los Ángeles, Jeff Bratcher, declaró: “Una persona dedicada a la ciberexplotación no equivale, por ejemplo, a un equis extraño que va manejando una camioneta y del que quizá nos advirtieron nuestros padres y madres en otra época. Ciberexplotar a las niñas y a los niños hoy es un tipo de amenaza completamente diferente”.

Related posts

El comisionado de finanzas, Tony Strickland, anuncia su candidatura al Concejo Municipal de Huntington Beach

La Pura Neta

La fiscal de distrito, Summer Stephan, utilizará la nueva unidad de estabilización como una alternativa a la cárcel para personas con crisis de salud mental

La Pura Neta

La representante Young Kim apoya el proyecto de ley para permitir que el bitcoin sea considerado en los ahorros para la jubilación

La Pura Neta