La Pura Neta
Image default
Noticias Uncategorized

Se firma nueva ley para favorecer la libre inscripción en cualquier escuela pública de California

La ley permitiría que el financiamiento de las escuelas públicas dé segumiento académico a los estudiantes y que, junto con los padres de familia, exista más control sobre su educación.

Los padres de familia de todo California están firmando una nueva petición que les permitiría elegir a qué escuela pública enviar a sus hijos en lugar de tenerlos que inscribir siempre en una sola institución educativa, según el distrito donde residen.

La petición para que sea aprobada la Ley de Libertad Educativa apoya que los padres de cada niño de California gasten 14 mil dólares en cualquier escuela acreditada de su elección a través de lo que se conoce como una cuenta de ahorros para la educación.

En este momento, las escuelas públicas reciben miles de dólares del estado por cada estudiante que asiste a ellas. Dado que los padres, generalmente, están asignados de manera oficial a una escuela específica, según el lugar donde viven, las escuelas públicas de nivel inferior no tienen motivos para mejorar la calidad de su educación: reciben los fondos, a menos de que envíen el alumno vaya a una escuela privada, situación que no es parte de la realidad de la mayoría de los padres.

El beneficio de la Ley de Libertad Educativa es que nivelaría el campo de juego. Si un padre desea trasladar a su hijo a una escuela que considera que ofrece una mejor educación, entonces esa mejor escuela obtendrá los 14 mil dólares de apoyo asignados a ese estudiante; y la peor escuela, los perderá. El dinero continuará siendo asignado a la formación del estudiante, independientemente de la escuela a la que acuda.

Si bien, hace algunas décadas se creía que las escuelas públicas de California eran algunas de las mejores, los tiempos han cambiado. Los niveles de competencia educativa están cayendo rápidamente, junto con el currículo escolar que fue aprobado en Sacramento y que adoctrina a los estudiantes.

De hecho, en 2019, incluso antes de la pandemia, la Evaluación Nacional del Progreso Educativo realizó un estudio que mostró que solo el 32 % de los estudiantes de cuarto grado de las escuelas públicas de California eran competentes en lectura.

Esto, junto con años de educación por el sistema de videoconferencias Zoom, ha empujado a muchos padres a sacar a sus hijos de la escuela pública y educarlos en el hogar.

Las estadísticas también muestran que California gasta un promedio de 21 mil dólares al año por estudiante de escuela pública, mientras que la escuela primaria privada promedio cuesta alrededor de 14 mil dólares por año, una cantidad asombrosa que suma más dinero a una educación pública que ni siquiera puede garantizar que los estudiantes puedan leer al nivel que deberían conforme a su grado escolar.

Si se aprueba la ley, los fondos de la Cuenta de Ahorros Educativos podrían usarse en cualquier escuela pública o privada acreditada, y los fondos sobrantes podrían acumular intereses para que los estudiantes los usen en las universidades.

Related posts

La hierba es más verde en Nevada: Mark Wahlberg se muda al estado vecino

La Pura Neta

La fiscal de distrito, Summer Stephan, utilizará la nueva unidad de estabilización como una alternativa a la cárcel para personas con crisis de salud mental

La Pura Neta

El socialismo gana más popularidad en la Generación Z

La Pura Neta